Según el Instituto Cervantes el Diploma de español nivel B1 acredita la capacidad del usuario de la lengua para:

  • comprender los puntos principales de textos orales y escritos en variedades normalizadas de la lengua y que no sean excesivamente localizadas, siempre que versen sobre asuntos conocidos, ya sean estos relacionados con el trabajo, el estudio o la vida cotidiana;
  • desenvolverse en la mayoría de las situaciones y contextos en que se inscriben estos ámbitos de uso; y
  • para producir textos sencillos y coherentes sobre temas conocidos o que sean de interés personal, tales como la descripción de experiencias, acontecimientos, deseos, planes y aspiraciones o la expresión de opiniones.

El diploma español Nivel A2 certifica que el candidato puede comprender frases y expresiones que utilizan con frecuencia en actividades cotidianas relacionadas con áreas especialmente relevantes (información básica sobre usted y su familia, compraslugares de interésocupaciones, etc.) ; para llevar a cabo intercambios comunicativos simples y directos sobre aspectos conocidos o habituales y para describir en términos simples aspectos de su pasado y su entorno, así como para satisfacer cuestiones relacionadas con sus necesidades inmediatas.